Mientras que papá Iker se encuentra con la Selección española de fútbol intentando ganar la Eurocopa, su hijo mayor no para de sacar de sus ‘casillas’ a su mamá. Y es que según ha publicado Sara Carbonero en su cuenta de Instagram, el pequeño Martín tiene un poco de pelusilla de su hermanito Lucas y hacer travesuras se ha convertido en su mejor entretenimiento: «Últimamente no tiene una idea buena… (lo que asoma por encima de las petunias es una mochila que acababa de intentar colar al jardín de los vecinos). Le dan estos arrebatos, sobre todo desde que su hermano llegó a casa. #Pacienciaymuchoamor».

 

Martin Casillas

Las llamadas de atención de Martín son continuas desde que su hermanito llegó a casa.

 

Hace solo unos días, el guardameta del Oporto contaba cómo estaba llevando su primogénito que en casa ahora sean uno más: “Todavía es pequeño pero poco a poco supongo se irá haciendo a la idea y lo irá disfrutando con el tiempo”. Según parece, se siente como un ‘príncipe destronado’ pues cuentan que el chiquitín, que nació el pasado 2 de junio, está para comérselo y es normal que acapare las atenciones de amigos y familiares que se acercan al hogar de los Casillas a conocerle. Eso sí, en cuanto Lucas crezca un poco, Martín encontrará en él al mejor compañero de trastadas ¡prepárate Sara!

 

Lucas Casillas

«Pies pidiendo mordisquitos», escribía la periodista acompañando esta imagen hace solo cuatro días.