Al comprar el Orangutan Soap, se recaudó la increíble cantidad de 126.014 libras para SOS, una organización benéfica dedicada a reforestar el ecosistema de Leuser y salvar al orangután.

En noviembre de 2017, se fabricaron y vendieron 14.600 jabones de pachulí y naranja de edición limitada en toda Europa, y todas las ventas se destinaron a SOS para financiar la compra de 50 hectáreas de tierras deforestadas en la selva tropical de Indonesia. 

Helen Buckland, directora de SOS nos cuenta: “A finales de 2017, la Sociedad del Orangután de Sumatra (SOS) se unió a Lush para lanzar la campaña   #SOSsumatra con el objetivo de crear conciencia sobre lo peligrosamente cerca que está la extinción de los orangutanes y los efectos de la deforestación. Solo quedan 14.600 orangutanes en estado salvaje en Sumatra. En homenaje a ellos, Lush fabricó 14.600 jabones con forma de orangután, que volaron de las estanterías, vendiéndose en muchos países en cuestión de días”.

Un gran resultado

Los ingresos permitieron a sus socios indonesios, el Centro de Información de Orangutanes, comprar 50 hectáreas de plantaciones de palma aceitera, para recuperar y restaurar bosques nativos en un área al borde del ecosistema Leuser en Bukit Mas («Colina Dorada»), en Sumatra . Esta parte del bosque está bajo ataque, con cada vez más hábitats de orangutanes que se pierden cada semana a medida que la agricultura ilegal invade el área protegida. Al comprar esta tierra en esta zona de nadie en el parque nacional, Lush y sus clientes han permitido detener la pérdida de bosques.