¿Quién dijo que no hay vida más allá de los 40 para una modelo? Laura Ponte es la prueba de ella. A sus casi 43 espléndidas primaveras (los cumplirá el próximo 9 de junio), la modelo gallega se ha reinventado y se ha volcado en su nueva faceta como pintora. Asegura que se encuentra en su mejor momento. Ella, es, junto a la diseñadora Alicia Hernández, fundadora de Dolores Promesas, una de las grandes protagonistas de Generación 43, una iniciativa de Licor 43 para destacar los valores de quienes, como la ex de Beltrán Gómez-Acebo, cumplen este año los 43 en plena forma y con muchas ganas de seguir «dando guerra».

Soltera y feliz

Optimista y soñadora, Laura reconoce que no necesita tener pareja para ser feliz: «Me lo estoy pasando muy bien. Estoy igual que hace siete meses. ¿Por qué hay que ser soltero, casado, viudo…? A estas alturas no tengo expectativas, es mi mejor momento. Estoy feliz. No me veo casada y me ‘arrejunto’ todo el rato. Soy de poco planear, si viene, pues tendrá que venir». Respecto a la polémica que rodea a la Infanta Pilar, abuela de sus nietos y que en su día fuera su suegra por su implicación en el asunto de los papeles de Panamá, prefiere guardar silencio. Igual que en lo que respecta a la detención de su ex, Mario Conde junior.

La modelo, junto a la diseñadora Alicia Hernández, compañera de generación y fundadora de Dolores Promesas.

La modelo, junto a la diseñadora Alicia Hernández, compañera de generación y fundadora de Dolores Promesas.