«En 2015 jamás se me propuso ir a Eurovisión». Con esta rotunda afirmación zanjaba Marta Sánchez la polémica que se suscitó hace unos días cuando diversos medios de comunicación aseguraron que hace un año se le propuso representar a nuestro país en el conocido festival. Esos mismos medios afirmaban que finalmente TVE descartó la idea al conocer las exigencias que había impuesto la exvocalista de ‘Olé olé» para participar, como la necesidad de disfrutar de una planta de hotel para ella sola en Viena, donde se celebraba el concurso.  Siempre según esos medios, fue esa petición lo que llevó a la cadena pública a retirar su oferta, ante la imposibilidad de asumir el coste del «caprichito» de la artista. 

Pues bien, Marta desmiente esa versión. Asegura que en ningún momento recibió la propuesta de paticipar en el mítico festival y que, ni mucho menos, exigió las condiciones de las que se habla:  «En mi vida he pedido una planta de un hotel. Yo con una habitación con cama grande me apaño bien (si el hotel es bueno mejor, jajaja)», ha aclarado via Twitter (@Martisima_SoyYo).

Marta Sanchez 2

La artista desmiente haber exigido tener toda una planta de hotel a su disposición como condición para participar en Eurovisión.

Rechazó cantar «Amanecer»

Además,  ha querido aclarar que el tema «Amanecer»,  que finalmente interpretó la cantante Edurne el pasado año, estuvo entre sus manos pero que la descartó: «Creo que la canción pasó por algún artista más antes de llegar a Edurne, cuya versión aplaudo». El motivo de su negativa, explica la cantante:  «Quise grabar el disco ’21 días’ íntegramente compuesto por mí». 

La que fuera jurado de la tercera edición de  Tu cara me suena, aprovecha la ocasión también para confirmar que la canción que ha grabado para la próxima edición de la Vuelta Ciclista a España se compuso expresamente para este evento, en contra de lo que se afirmaba en las informaciones publicadas. 

Eso sí, la intérprete de «Soy yo» se lo toma todo con mucho humor y finaliza su entrada con estas palabras: «Si tienen visitas y hay quien se ha echado unas risas leyendo semejante puñado de absurdeces pues mira, ni tan mal…».