Antes de cumplir los 10 años, Tom Hanks ya había tenido dos madrastras y vivido en una decena de casas distintas en cinco ciudades diferentes. El propio actor hizo estas duras confesiones en el programa de radio ‘Discos de la Isla Desierta’, de la BBC, donde ‘el náufrago’ abrió su corazón y habló abiertamente de la soledad que le acompañó durante su infancia.

 

«Mis padres fueron pioneros de la ley de disolución de matrimonio en el estado de California. Su matrimonio duró 11 años, en ese período se dieron cuenta de que no tenían absolutamente nada en común y se separaron. Pero mi madre no podía mantener a cuatro hijos. El más pequeño acababa de nacer. Así que mi padre nos llevó a los otros tres hijos a vivir con él. Pronto se casó con otra mujer, pero ese matrimonio duró  dos años», recordó.

Aseguró que tanto él como sus hermanos estaban confundidos porque nadie les explicaba nada de lo que estaba pasando. Su padre era cocinero y en cinco años, Tom se mudó a diez casas diferentes: «La ventaja de esta vida de niño vagabundo fue la libertad de disponer de mi existencia como quisiera. Cuando tienes 8 años y vives en una casa llena de gente aprendes a gobernarte a ti mismo. Empecé a ver ejemplos de la condición humana que tuvieron un gran impacto en mí».

 

Su adolescencia no fue menos dura. El protagonista de ‘Forrest Gump’, con la voz entrecortada, reconoció que su vida era la viva imagen de la soledad. Cuando tenía 20 años, alguien le dijo que si quería ser actor tenía que entender una cosa: que todas las grandes obras de teatro trataban sobre la soledad: «Fue como un relámpago, y pensé: eso es lo que me ha traído hasta aquí».

 

EN RITA WILSON ENCONTRÓ LA FELICIDAD

Su gran año fue 1988, cuando a los 27 años se enamoró locamente de su segunda mujer, la actriz Rita Wilson: «Cuando conocí a mi esposa sentí que me entendía y pensé que nunca más me sentiría solo. Me di cuenta de que había experimentado muchos compromisos amargos y que los había logrado superar y que las cosas que tenían que haberme destruido no me destruyeron».

 

Tom Hanks y Rita Wilson

En septiembre de 2014, el matrimonio sufrió una fuerte crisis que consiguió superar.