Tamara Falcó fue la encargada de presentar los nuevos protectores solares de Hawaiian Tropic y entre cremas bronceadoras y aceites demostró una vez más que a simpatía y naturalidad no hay quien la gane. Un poco más rellenita, confesó que la culpa de haber cogido algunos kilitos la tiene la cocinera de su madre: «Ramona hace una tarta de chocolate riquísima. Yo le pido ensaladas pero me hace sándwiches y cosas muy ricas a las que no me puedo resistir».

La hija de Isabel Preysler aseguró que aunque le encanta estar morena, le horroriza pasar las horas tumbada bajo el sol. Ella prefiere pasear, estar leyendo y mantenerse entretenida en la playa: «Odio sudar. Tengo una especie de teoría, pienso que las gotas de sudor hacen una película en mi piel y me salen pecas».

Respecto al estado de su corazón, confesó que no tiene pareja pero que sus padres le han dado esperanzas: «Me quedan 50 años para encontrar a la persona de mi vida». Y eso que pretendientes no le faltan, «pero tiene que ser una atracción mutua», reconoce.

 

HT Photocall 08

Tamara fue la encargada de presentar las novedades de Hawaiian Tropic.

 

Dijo que en alguna ocasión ha hecho top-less, pero en un sitio donde no la podía ver nadie porque no se siente cómoda sin la parte superior del bikini, que el compañero ideal para irse de viaje sería un novio estupendo con el que no hubiese peleas y que en su bolsa de playa nunca falta un labial con protección solar.

Pero sin duda lo que más sonrisas despertó entre los presentes fue cuando habló del momento político que atraviesa España. La bloguera confesó que no se siente identificada al cien por cien con ningún partido y no dudó en destacar lo que más le ‘pone’ del líder de Podemos: «De Pablo Iglesias me gusta su coleta y sobre todo su apellido». Genio y figura, Tamara.