Salta a la vista que Andrés Velencoso está de miedo y precisamente de muertos, sangre y sustos está bien servida ‘Summer Camp’, la película que él protagoniza y que podremos ver en la gran pantalla a partir del 10 de junio. En este film, el modelo se mete en la piel de un monitor de un campamento infantil. Antes de que lleguen los niños, tanto él como sus tres compañeros  serán víctimas de una rara infección que les provocará unas ganas incontrolables de comerse los unos a los otros. ¡El nerviosismo y los gritos en la butaca está garantizado!

Andrés, de 38 años, asegura que es un principiante en el mundo del cine pero cada vez se siente más seguro delante de la claqueta porque está mejorando. Además, dice que se siente muy orgulloso de haber formado parte de este terrorífico largometraje: «Es una película muy fresca y divertida. ¡A la gente le va a encantar! Yo, personalmente, he disfrutado mucho haciéndola. Siempre me han gustado las películas de superpoderes. Así que ser un infectado y tener fuerza sobrenatural ha sido muy divertido».

 

Andrés Velencoso

El modelo reconoce que se lo ha pasado ‘de muerte’ rodando ‘Summer Camp’.

  

Además de hablar de su personaje, durante la promoción de la película también ha sido preguntado por asuntos más personales. Sobre su relación con la tenista Maria Sharapova ha dado la callada por respuesta aunque sí ha declarado que quiere encontrar a una persona que comprenda su profesión. Dice que una cara bonita no te abre puertas en el mundo de la interpretación y que de hecho la suya, hace años, no te gustaba nada: «De pequeño tenía complejo de feo. A los 16 años me veía como una persona escuálida y larguirucha».