Ya no es un rumor. Feliciano López y Alba Carrillo han puesto fin a su matrimonio poco antes de celebrar su primer aniversario de bodas. Ha sido el tenista quien ha decidido romper, tal y como ella misma ha confesado en una exclusiva de la revista Hola!.  Solo unos días después de que saliera a la luz la noticia de su supuesta separación, la madrileña ha reconocido: «Feliciano me ha pedido el divorcio de manera fría y distante». En la entrevista asegura que está atravesando un momento muy delicado y que no esperaba lo ocurrido. «Me casé enamoradísima y sigo enamorada, no doy crédito. Estoy sufriendo mucho«.

Las fotos de Feli con otra, posible desencadenante

Fue precisamente la ausencia de la modelo el pasado 4 de junio en París, en la final de dobles del torneo de Roland Garros,  que ganó Feliciano junto a Marc López, la que hizo saltar las alarmas. Ella se apresuró a felicitar al toledano a través de las redes sociales, pero a muchos les sorprendió que no estuviera presente en un momento tan importante en la carrera del tenista. Tampoco se la vio en un mes antes en el Open de Madrid en el que también participó el madrileño. Al parecer, en ese momento, la crisis ya planeaba sobre su unión. 

Sobre las causas de esta sorprendente ruptura circulan varias hipótesis. Unas fotografías publicadas el pasado mes de abril en las que Feli, como lo llaman cariñosamente, aparecía saliendo de madrugada de una discoteca de Miami con otra mujer la misma noche en la que había perdido un torneo fueron el origen de un desencuentro que, aparentemente ambos habían logrado superar. Alba no dudó entonces en dar la cara por su marido y lo defendió a capa y espada. Pero fuentes cercanas a la pareja han reconocido que, a pesar de las apariencias, su matrimonio ya hacía aguas. Esas mismas fuentes se han mostrado muy sorprendidas por las palabras de Alba asegurando que no esperaba este desenlace, pues, reconocen, hace ya tiempo que la decisión de separarse estaba tomada.

«No es la persona con la que me casé»

Otras versiones apuntan a que la ruptura podría deberse a la excesiva intromisión de la familia de Feliciano en la vida del matrimonio. Una situación que la ex de Fonsi Nieto nunca llevó bien y que le hacía sentirse axfisiada. Cuentan además, que la familia López nunca vio con buenos ojos a la joven.

Sea como sea, son muchos los reproches que la guapa modelo ha lanzado públicamente a su todavía esposo: No le reconozco, no es la persona con la que yo me casé, no era la persona que cuando llegué al altar». La joven no se explica cómo en solo once meses han podido cambiar tanto los sentimientos del que hasta hace poco consideraba el hombre de su vida, asegura que todo cambió a raíz de la boda y que él se sentía agobiado por la etiqueta de casado y se lamenta porque él no la ha dejado luchar más por su relación.

La pareja se dió el «sí quiero», el 17 de julio de 2015 en una ceremonia por todo lo alto celebrada en Toledo ante 300 invitados que ambos habían planeado con mucha ilusión durante meses. Ahora ella ha comenzado una nueva vida en casa de su madre, junto a su hijo Lucas, fruto de su relación con Fonsi Nieto.

 

Feliciano y Alba

Desde que se casaron, el julio del pasado año, y hasta hace unos meses, la pareja era la viva imagen de la felicidad en las redes sociales.