Que no cunda el pánico. No es que la apasionada -y para muchos empalagosa- historia de amor entre David Muñoz y Cristina Pedroche esté haciendo aguas apenas seis meses después de casarse por sorpresa y en su casa. Todo lo contrario.

Lo que pasa es que el chef y la presentadora están tan felices y compenetrados que hasta se han atrevido a compartir protagonismo en un divertido vídeo que la Pedroche ha colgado en las redes sociales sin ningún rubor. En él, podemos verla a ella totalmente equipada mientras practica «running» por un parque y se encuentra, sentado en un banco, al cocinero. Nada más reconconocerlo, la presentadora de «Pekín Express» decide arreglarse y emplear todas sus armas de mujer para pasar por delante de Muñoz con la intención de llamar su atención y lograr que él se acerque a ella. Pero, pese a sus intentos, el fundador de «Diverxo», no solo no le dirige ni una mirada a la explosiva presentadora, sino que además dedica todas sus miradas a un gato o perro -no lo tiene muy claro- que divisa a lo lejos.

Está claro que, además de amor, sentido del humor no le falta a esta pareja.