Un joven arquitecto llamado Alexandre (Jean Dujardin), que por problemas de crecimiento no mide más de 1,40 metros, encuentra un teléfono móvil y decide ponerse en contacto con la propietaria del mismo. No es otra que Diane (Virginie Efira), una brillante abogada que se ha quedado recientemente soltera. Tras lograr ponerse en contacto con ella, y haber congeniado en su primera conversación telefónica, ambos deciden fijar un día para conocerse. Ese es el punto de partida de Un hombre de altura, la última comedia francesa que ha llegado a nuestras carteleras.

Virginie Efira

La actriz Virginie Efira da vida a una atractiva y brillante abogada que se enamora de un hombre «perfecto»… A pesar de llegarla por la cintura.

Risas, amor  y efectos digitales 

Los dos protagonistas ignoran que esa cita dará un giro sorprendente a sus vidas. Ella no tardará en enamorarse perdidamente de ese desconocido, exitoso, educado y atractivo, al que solo le faltan algunos centímetros (siempre según la sociedad) para ser su hombre ideal.  Para quienes todavía crean que el tamaño sí importa, esta entretenida comedia viene a demostrarles lo contrario. Y es que, por muy raro que se nos haga ver al guapísimo Jean Dujardin reducido gracias a unos asombrosos efectos digitales a 136cm (pues el oscarizado actor en la realidad mide más de metro ochenta), hay que reconocer que mantiene intacta toda la capacidad de seducción de la que ya hizo gala en películas como The Artist. La historia es una nueva versión de la aclamada película argentina Corazón de león (2013), de Marcos Carnevale.

Un hombre de altura está dirigida por francés Laurent Tirard (Astérix y Obélix: Al servicio de su majestad, El pequeño Nicolás) y supone su primera incursión en el cine «de adultos» y la protagonizan los actores Jean Dujardin (The Artist, El lobo de Wall Street) y Virginie Efira (20 años no importan, La oportunidad de mi vida). Lo mejor, sin duda, ver a esta pareja en acción.

Si quieres disfrutar de un rato agradable y ver cómo el amor verdadero logra superar todos los obstáculos y se acaba sobreponiendo a los estereotipos de belleza, no te pierdas esta deliciosa comedia a la francesa, con toques de humor y algún que otro momento de romanticismo almibarado.

null

Esta divertida comedia puede verse ya en nuestros cines.