Carme Chacón, exministra de Defensa, ha fallecido repentinamente en Madrid a la edad de 46 años. La política socialista sufría una cardiopatía congénita y su corazón ha dejado de latir. Al parecer, su familia no la conseguía localizar desde anoche y alertaron a una amiga, que acudió a su domicilio y encontró su cuerpo sin vida sobre una cama. 

La política, divorciada de Miguel Barroso desde el pasado verano y madre de un hijo, se encontraba sola en el momento de su muerte.

Según fuentes policiales, un médico del SUMA ha certificado que llevaba muerta aproximadamente 7 horas.

Carme fue la primera mujer en ocupar la Cartera de Defensa. Todos los que la conocían decían de ella que era trabajadora, apasionada y brillante. Ella misma explicó a La Vanguardia a finales de 2015 sus problemas de salud: “Tengo 35 pulsaciones por minuto y el corazón al revés, un bloqueo auricular y ventricular completo”, explicaba y añadía: «Eso me hace pensar que todos los días son un regalo». Carme Chacón llevaba marcapasos y debía llevar una vida muy tranquila.