Que Antonio Banderas se deshace con su hija Stella del Carmen es algo que no admite ninguna duda. Basta con contemplar la cara de orgullo del malagueño para darse cuenta de que ella es la niña de sus ojos.

Stella viajó desde Los Ángeles hasta Reino Unido para reunirse con su padre y  pasar unos días a su lado, algo que a Antonio le llenó de satisfación. «Paseando por Guildford con mi hija que ha venido a verme desde Los Angeles. Felicidad absoluta!», escribía el intérprete en las redes sociales junto a esta bonita fotografía.

Esta visita se ha producido días después de que el protagonista de ‘La máscara de El Zorro’, de 56 años, acudiera al hospital aquejado de un fuerte dolor en el pecho. Tras llamar a los servicios de emergencia, fue trasladado al centro hospitalario de St. Peter, en Chertsey, donde permaneció en observación hasta que fue dado de alta. Según comentó el propio Banderas, todo quedó en «un pequeño susto» y «un episodio sin importancia».