“Nos casamos el 7 de octubre y vendrán mi madre y mis hermanos”. Así de feliz ha anunciado Kiko Rivera en la revista ¡Hola! que dentro de cuatro meses se convertirá en un hombre casado. Su boda con Irene Rosales pondrá el broche de oro a su relación con la sevillana, una historia de amor que comenzó hace dos años y fruto de la cual nació su hija Ana. Fue precisamente en el bautizo de la pequeña, el pasado 12 de marzo, cuando se produjo la romántica petición de mano.

El Dj se muestra entusiasmado con este acontecimiento, pues allí se reunirán sus seres más queridos: «Será la primera vez en mucho tiempo que se encuentren mis hermanos, Francisco y Cayetano, y mi madre… Y desde el cielo, papá, que le echaremos mucho de menos, estará muy contento de vernos a todos unidos ese día«, asegura.

 

Kiko Rivera

Sus hermanos no pudieron asistir al bautizo de su hija por motivos profesionales pero no faltarán a su enlace.

 

Como no podía ser de otra manera, Isabel Pantoja acompañará a su hijo hasta el altar. Seguro que las lágrimas de emoción no faltarán durante la ceremonia en los ojos de la tonadillera: «Mi madre será la madrina. ¡Por supuesto que lo será! Y mi hijo Francisco, llevará los anillos», dice Kiko. Y además de hacer el ‘paseíllo’ con su ‘pequeño del alma’, quién sabe si también amenizará el convite con su voz: «Sería un sueño que mi madre cantara en la boda, pero eso es algo que a los grandes artistas no se les puede pedir. Les tiene que salir… y haremos por que salga», reconoce el novio.